viernes, 28 de julio de 2017






LOS BARRENDEROS

La ciudad está impregnada de vacío.
Un coche me atropella los ojos con sus faros.
El conductor maldice porque no se me ve en la oscuridad.
Los barrenderos están de servicio.
Barren las bombillas, barren las calles fuera de las ciudades, barren el vivir de las viviendas, me barren las ideas de la cabeza, me barren de una pierna a otra, me barren los pasos al andar.
Los barrenderos me envían luego sus escobas, sus magras escobas saltarinas. Los zapatos se me alejan taconeando.
Y camino detrás de mí, caigo fuera de mí, por sobre el borde de mis pensamientos.
A mi lado ladra el parque. Las lechuzas se comen los besos que han quedado en los bancos. Las lechuzas ni me miran. En la maleza se acurrucan los sueños cansados, hartos de trajinar.
Las escobas me barren la espalda porque me apoyo demasiado contra la noche.
Los barrenderos hacen un montón con las estrellas, las barren en sus palas y las vacían en el canal.
Un barrendero le dice algo a otro barrendero, que se lo dice a otro y éste también a otro.
De pronto los barrenderos de todas las calles hablan a la vez. Yo paso por entre sus gritos, por entre la espuma de sus voces, me quiebro, me precipito al abismo de los significados.
Camino a grandes pasos. Me quedo sin piernas al caminar.

El camino ha sido barrido.

Las escobas me caen encima.

Todo da un vuelco.

La ciudad va por el campo a la deriva, hacia algún punto.

- Herta Müller,  En tierras bajas



INVIERNO EN SCHILDE

No hay madres que vivan en esta llanura;
Nieva, y los pantanos se hinchan aún más ciegos
El silencio se congela hasta el sotobosque,
a lo largo de senderos oscuros a campos de tumbas resplandecientes.

No se espere aquí oir ni una canción de cuna,
ni un cántico de paz en veladas invernales.
Los perros van, mojados, ladrándole a la luna
y las parduscaz ratas irrumpen en las casas.

Allí, oscuramente, el pan duro descansa,
la comida frugal para los días amargos.
Y todo lo que un alma puede aquí echar de menos
se traga en los dulces nombres de los muertos amados.


II

El pueblo de derrotas inmerecidas
crece entumecido en las grietas de las cabañas sin hijos.
- "En la arena de los sepulcros duermen buenos amigos.
ahí estaba su casa, donde dormían los pájaros tímidos.

La ilusión de las malas hierbas se oculta congelada
al atardecer en el hielo de los arroyos.
- "La tristeza suspira devotamente y entre las sábanas.
truenos soñados disparan en casas desmoronadas. "

El dolor de morir cada año de toda la hierba
pesa sagrada en la quietud de los prados amargos.
- "Pronto la pared del cementerio estallará. El hierro
de la cruz se corroe en el campanario desierto."


- Maurice Gilliams, Vita brevis






¿En dónde estás Altazor?

La nebulosa de la angustia pasa como un río
Y me arrastra según la ley de las atracciones
La nebulosa en olores solidificada huye su propia soledad
Siento un telescopio que me apunta como un revólver
La cola de un cometa me azota el rostro y pasa relleno de eternidad
Buscando infatigable un lago quieto en donde refrescar su tarea ineludible

Altazor morirás Se secará tu voz y serás invisible
La Tierra seguirá girando sobre su órbita precisa
Temerosa de un traspié como el equilibrista
sobre el alambre que ata las miradas del pavor.
En vano buscas ojo enloquecido
No hay puerta de salida y el viento desplaza los planetas
Piensas que no importa caer eternamente si se logra escapar
¿No ves que vas cayendo ya?
Limpia tu cabeza de prejuicio y moral
Y si queriendo alzarte nada has alcanzado
Déjate caer sin parar tu caída sin miedo al fondo de la sombra
Sin miedo al enigma de ti mismo
Acaso encuentres una luz sin noche
Perdida en las grietas de los precipicios

Cae
Cae eternamente
Cae al fondo del infinito
Cae al fondo del tiempo
Cae al fondo de ti mismo
Cae lo más bajo que se pueda caer
Cae sin vértigo
A través de todos los espacios y todas las edades
A través de todas las almas de todos los anhelos y todos los naufragios
Cae y quema al pasar los astros y los mares
Quema los ojos que te miran y los corazones que te aguardan
Quema el viento con tu voz
El viento que se enreda en tu voz
Y la noche que tiene frío en su gruta de huesos

Cae en infancia
Cae en vejez
Cae en lágrimas
Cae en risas
Cae en música sobre el universo
Cae de tu cabeza a tus pies
Cae de tus pies a tu cabeza
Cae del mar a la fuente
Cae al último abismo de silencio
Como el barco que se hunde apagando sus luces"

- Vicente Huidobro, Altazor o El viaje en paracaídas, Canto I


viernes, 21 de julio de 2017



             Jaqueline Larsen

"Un lago te lleva a los huecos
A sentir de otro modo impenetrable"

- William Wordsworth

"El sonido de los colores es tan definitivo que sería difícil encontrar a alguien que expresara amarillo con notas de fondo o un lago oscuro con agudos" 

- Wassily Kandinsky


                         Diana Grebnyova


                       Alan Mackenzie
He aquí mis abejas,
descaradas, borrosas en el papel,
ebrias, pegadizas, en danza
por los intactos mapas del aire.

Profundas entre las flores,
mis abejas poetas,
en el narciso, en el cardo, en la rosa,
incluso en el loto dorado, vuelan ahora
ataviadas, contentas, doradas, pero

sabias- y sepan esto de nosotras:
cómo su olor impregna

mi sombrío y atareado corazón,
y que la miel es arte.

- Carol Ann Duffy,  Las abejas

"La luz tocó algo verde en la esquina de la ventana, y lo convertió en un trozo de esmeralda, una cueva de puro verde, como una fruta sin hueso.

Todo se volvió suavemente amorfo, como si la porcelana del plato fluyera, y el acero del cuchillo estuviera líquido"

- Virginia Woolf, Las olas

"Sigue los caminos de la creación natural, el devenir, el funcionamiento de las formas. Entonces, tal vez partiendo de la naturaleza, lograrás formas propias, y algún día incluso llegarás a ser como la naturaleza y empezarás a crear"

- Paul Klee



"[La poesía] forma la calidad de la luz dentro de la cual formulamos nuestras esperanzas y sueños hacia la supervivencia y el cambio, primero hechos en lenguaje, luego en idea, luego en acciones más tangibles"
 
- Audre Lorde, La poesía no es un lujo


"Primero gritamos. Después escribimos: traducimos en el ultrasilencio de la escritura los gritos agudos y breves de la realidad. La literatura es para aullar largamente, lanzar gritos hasta la música; el derecho a los gritos que la realidad y la comunidad nos prohíben. Como al alba los pájaros se reparten el territorio acústico –¿la habéis oído, la orquesta de la hora indecisa?–, oigo el grito de topo de la literatura"

- Hélène Cixous, El grito de la literatura

miércoles, 19 de julio de 2017

Martin Bühler



El activista e historiador alemán Martin Bühler (60 años) pasea con total tranquilidad por las calles durante las protestas por la cumbre del G20 en Hamburgo (Alemania). El objetivo de Martin es documentar la brutalidad policial y echar un cable a los manifestantes, ya que cuando la cosa se pone fea para ellos Martin cruza la calle deteniendo la carga policial y permitiendo que los manifestantes se reagrupen. Eligió cultivar el look más no activista que pudo encontrar, "blanco espectador en un traje con una bicicleta" . En Alemania está muy mal visto que los antidisturbios agredan a un espectador que no participa en los disturbios.


            Insurrección ahora!
            Muerte al capital
            Por la revolución social
            Revuelta ahora

 Algunos de los graffiti vistos alrededor de Hamburgo tras las protestas del G20 julio 2017

"Con frecuencia se nos dice que los pobres están agradecidos por la caridad. Algunos de ellos lo están, sin duda, pero los mejores entre los pobres nunca están agradecidos. Están descontentos, desagradecidos, son desobedientes y rebeldes. y tienen mucha razón de sentirse así. Sienten que la caridad es un modo ridículamente inadecuado de restitución parcial, o una limosna sentimental, acompañada habitualmente por un impertinente intento por parte del sentimentalista de tiranizar sus vidas privadas. ¿Por qué sentir agradecimiento por las migajas que caen de la mesa del rico? Debieran estar sentados compartiendo la mesa, y lo están empezando a saber. Y en cuanto a estar descontentos, un ser humano que no lo estuviera en ese medio y llevando tan baja forma de vida, sería un perfecto bruto. La desobediencia, a los ojos de cualquiera que haya leído historia, es la virtud original del ser humano. A través de la desobediencia es que se ha progresado, a través de la desobediencia y por medio de la rebelión"

- Oscar Wilde,  El alma del ser humano bajo el socialismo


"El Espíritu Dragón te asigna una misión:
exterminar al demonio del capitalismo
El Espíritu del Viento te otorga poderes mágicos
para destruir el antiguo monstruo del patriarcado"

    Chuangcn.org

miércoles, 12 de julio de 2017

La Tierra asiste al preludio de una extinción global






Dos especies de vertebrados se extinguen cada año en promedio. Aunque la tasa parece relativamente lenta, expertos creen que es indicativa de una "aniquilación biológica" a nivel planetario.

Un nuevo estudio refleja tendencias de declive extremo en las poblaciones animales, que cuentan una historia más grave con consecuencias en cascada, con un 30% de todas las especies de vertebrados que han perdido población, según informa Europa Press.

"Éste es el caso de una aniquilación biológica que ocurre a nivel mundial, aunque las especies a las que pertenecen estas poblaciones todavía están presentes en algún lugar de la Tierra", apunta el coautor Rodolfo Dirzo, profesor de Biología en la Universidad de Stanford, Palo Alto, California, Estados Unidos.

Un estudio de 2015 coescrito por Paul Ehrlich, profesor emérito de Biología, y colegas mostraron que la Tierra ha entrado en una era de extinción en masa sin precedentes desde que los dinosaurios murieron hace 66 millones de años. El espectro de extinción se sitúa en alrededor del 41% de todas las especies de anfibios y el 26% de todos los mamíferos, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que tiene una lista de especies amenazadas y extintas. Esta escena de desastre global es el fruto de la pérdida de hábitat, la sobreexplotación, los organismos invasivos, la contaminación, la toxificación y el cambio climático.

El nuevo análisis, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, mira más allá de las extinciones de especies para proporcionar una imagen clara de la disminución de las poblaciones y los rangos. Los científicos mapearon los rangos de 27.600 especies de aves, anfibios, mamíferos y reptiles, una muestra que representa casi la mitad de las especies de vertebrados terrestres conocidos, y analizaron las pérdidas de población en una muestra de 177 especies de mamíferos bien estudiadas entre 1990 y 2015.

Usando la reducción del rango como un representante de la pérdida de población, el estudio encuentra que más del 30% de las especies de vertebrados están disminuyendo en tamaño de población y rango. De los 177 mamíferos para los cuales los autores tenían datos detallados, todos han perdido el 30% o más de sus rangos geográficos y más del 40% han perdido más del 80% de sus rangos.

Las regiones tropicales han tenido el mayor número de especies decrecientes, mientras que las regiones templadas han visto proporciones similares o mayores de especies que decrecen. Los mamíferos del sur y sudeste de Asia, donde todas las especies grandes de mamíferos analizados han perdido más del 80% de sus rangos geográficos, se han visto especialmente afectados.

Erosión masiva de la mayor biodiversidad

Los mapas del estudio sugieren que hasta el 50% del número de animales que una vez compartieron la Tierra han desaparecido, al igual que miles de millones de poblaciones de animales. Esto equivale a "una erosión masiva de la mayor diversidad biológica en la historia de la Tierra", escriben los autores.

"La pérdida masiva de poblaciones y especies refleja nuestra falta de empatía con todas las especies silvestres que han sido nuestras compañeras desde nuestros orígenes", apunta en un comunicado el autor principal del estudio, Gerardo Ceballos, de la Universidad Nacional Autónoma de México. "Es un preludio a la desaparición de muchas más especies y al declive de los sistemas naturales que hacen posible la civilización", agrega.

¿Por qué es importante la pérdida de poblaciones y la diversidad biológica? Aparte de ser lo que los científicos llaman un preludio a la extinción de especies, las pérdidas nos quitan servicios cruciales como la polinización de las abejas, el control de plagas y la purificación de los humedales. También perdemos intrincadas redes ecológicas que involucran animales, plantas y microorganismos, lo que conduce a ecosistemas menos resistentes y grupos de información genética que pueden resultar vitales para la supervivencia de las especies en un entorno mundial que cambia rápidamente.

El alcance general de las pérdidas de población deja claro que el mundo no puede esperar para abordar el daño a la biodiversidad, según los autores, quienes piden restricciones sobre los impulsores básicos de la extinción, la superpoblación humana y el consumo excesivo, y desafían a la sociedad a alejarse de "la ficción de que puede ocurrir el crecimiento perpetuo en un planeta finito". 

Fuente: infoLibre 

lunes, 10 de julio de 2017




La acción

                                                                       transitividades


Hay almacenes de excedentes de maíz alcachofas y trigo
que nunca serán vendidos con pequeño beneficio
Hay cerdos que han sido engordados enfermizamente
a los que se abastece por vía artificial de buen apetito

Hay montones de arroz y tomates agusanados
y montañas de hedionda carne corrompida
Hay ministros de Agricultura y hoscos prelados
que no se consideran responsables de la miseria de los hambrientos

Hay suficiente pescado para todos con suficientes proteínas
Hay pescado que llena las redes de los hambrientos
Hay pescado para la palpitante maquinaria social
que sólo hace que los saciados estén aún más saciados

Hay personas que desde hace tiempo tienen brillantes conocimientos
sobre el sentido común del justo reparto de beneficios
Sin embargo creen que la amistad de los pueblos
puede vivir de explotación discursos y aire

- Inger Christensen, Eso

domingo, 9 de julio de 2017

Misterio de la palabra





En un país tranquilo hemos recibido la pasión del mundo,
espada desnuda sobre nuestras dos manos posada

Nuestro corazón desconocía el día cuando el fuego
nos fue así entregado,
y su luz hizo un surco en la sombra de nuestros rasgos
Era ante todo flaqueza, la caridad estaba sola
adelantándose al
miedo y al pudor

Inventaba el universo en la justicia primera y éramos
partícipes de esta vocación en la extrema vitalidad
de nuestro amor

La vida y la muerte en nosotros recibieron derecho
de asilo, se miraron
con ojos ciegos, se tocaron con manos precisas

Unas flechas de olor nos alcanzaron, atándonos a la tierra
como heridas en nupcias excesivas

Oh estaciones, río, alisos y helechos, hojas,
flores, madera
mojada, hierbas azules, todo nuestro haber sangra su
perfume,
bestia olorosa en nuestro flanco

Los colores y los sonidos nos visitaron en tropel
y en pequeños
grupos fulminantes, mientras que el sueño duplicaba
nuestro
encanto como la tormenta eléctrica cierne el azul
del ojo inocente

La alegría se puso a gritar, joven parturienta
de olor salvajino
bajo los juncos. La primavera liberada fue
tan hermosa que nos tomó
el corazón con una sola mano

Los tres golpes de la creación del mundo
repicaron en nuestros
oídos, vueltos iguales a los latidos de nuestra sangre

En un solo deslumbrar se hizo el instante.
Su relámpago nos recorrió
el rostro y recibimos la misión del fuego y de la
quemadura

Silencio, ni se mueve, ni dice nada, se funda la palabra,
levanta
nuestro corazón para asir el mundo en un solo gesto
de tormenta, nos
adhiere a su aurora como la corteza al fruto

Toda la tierra vivaz, el bosque a nuestra derecha,
la profunda ciudad
a nuestra izquierda, en pleno centro del verbo,
avanzamos en la
punta del mundo

Frentes de cabellos ensortijados donde se corrompe
el silencio en pelambres almizclados,
todas las muecas, viejas cabezas, mejillas de niño,
amores, arrugas,
alegrías, duelos, criaturas, criaturas, lenguas de fuego
en el solsticio de
la tierra

Oh hermanos míos los más negros, todas las fiestas
gravadas en secreto;
pechos humanos, calabazas que son músicas
y donde se exasperan
voces cautivas.

- Anne Hébert, Mystère de la parole



"Me levanté de las
algas del fango del pantano,
del equisetum, de los sauces,
del verde dulce, de los
pájaros ruidosos y de las ranas"

- Lorine Niedecker, I rose from marsh mud


               Angela  Davis

         Tenemos que hablar de la liberación de las mentes y de la liberación de la sociedad


                        Voltairine de Cleyre



"Creo que el gobierno, la autoridad organizada o el Estado, sólo son necesarios para mantener o proteger la propiedad y los monopolios. Está suficientemente demostrada esta única función. Por no potenciar la libertad individual, el bienestar humano y la armonía social, lo que debería constituir el ver­dadero orden, los gobiernos han sido condenados por todos los grandes pensadores del mundo.

Por lo tanto, creo, con mis compañeros anarquistas, que las regulaciones estatutarias, las promulgaciones legales, las dis­posiciones constitucionales, son invasoras. Nunca han indu­cido a un ser humano a hacer algo que él no quisiera hacer por la capacidad de su intelecto o temperamento, ni evitó nada que el ser humano no haya sido capaz de hacer por las mismas causas.  La descripción pictórica de Millet,The man with the hoe (El hombre con el azadón), la obra maestra sobre la minería de Meunier que ha ayudado a valorizar este trabajo frente a su anterior degradante conside­ración; las descripciones de Gorki del submundo, los análisis psicológicos de Ibsen de la vida humana, nunca podrían haber sido inducidas por el gobierno como no potencia el espíritu que impele al ser humano a salvar a un niño que se ahoga o a una persona herida de un edificio en llamas, las regulaciones legales o las porras de los policías. Creo, de hecho, que todo lo bueno y bello de la acción y expresión del ser humano tiene lugar a pesar del gobierno y no a causa de él"

 - Emma Goldman, En Qué Creo, 1908. Publicado en el diario New York World, 19 de julio de 1908


                      Franz Kafka

"He tratado de ser un ser humano, y al mismo tiempo ser una presencia viva dentro de mí misma. Siempre surge de la tierra un poder que me atrae. Ascender o avanzar no son importantes para mí. Sólo quiero descender, junto con todas las cosas que amo, para disolverme en un todo inmutable. Me parece que ésta es la única vía de escape de la aniquilación, la mutabilidad, la perdición, la nada y la anulación"

- Forugh Farrokhzad, desde una carta a Ebrahim Golestan, 1966


                     Forough Farrokhzad




                      "Imaginar un lenguaje significa imaginar una forma de vida"

                    - Ludwig Wittgenstein, Investigaciones filosóficas

sábado, 8 de julio de 2017




"Creo que el premio a la conformidad es que todo el mundo te quiere, excepto tú misma"

- Rita Mae Brown


           Dos mujeres judías se besan a través de una alambrada en el gueto de Lodz

           Polonia, hacia 1940

           Fotografía, Mendel Grossman

"Creo que hay un magnetismo sutil en la naturaleza, que  si conscientemente cedemos a ella, nos va a dirigir correctamente"

- Henry David Thoreau

viernes, 7 de julio de 2017


"...nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento"

- Eleanor Roosevelt

"Sólo nos convertimos en lo que somos por la negativa radical y profundamente arraigada de lo que otros han hecho de nosotros"   

- Jean Paul Sartre



"La mayor parte del material básico con que trabaja un escritor se adquiere antes de la edad de quince años"

- Willa Cather

jueves, 29 de junio de 2017



                Emily Dickinson (1846-1847)

Un retrato daguerrotipo de Emily Dickinson, en un estuche de cuero. La funda está forrada con un forro de terciopelo rojo con una hoja de tres puntas. La fotografía está rodeada por un marco octogonal dorado y tiene una tapa que permite cerrarlo como un joyero y como un libro. En la fotografía Dickinson está mirando hacia adelante y está sentada con su brazo descansando sobre una mesa con un mantel y un libro. Y en su mano sostiene una flor.



Querido amigo, gracias por la amabilidad. Me alegro si el Pájaro parecía fiel a ti. Por favor, borre los otros y recibe estos tres, que son más como él - una tormenta de truenos, un pájaro colibrí, y una...


Un colibrí

Una Ruta de Evanescencia,
Con una Rueda giratoria—
Una Resonancia de Esmeralda
Una Ráfaga de Cochinilla—
Y cada Flor en el Arbusto
Ajusta su desplomada Cabeza—
El Correo de Túnez— probablemente,
Un tranquilo Paseo Matinal.

- Emily Dickinson carta a Thomas Niles

Amherst College Colecciones Digitales

Iba pasando de una Tabla a Otra
De manera cautelosa y lenta
Sobre mi Cabeza sentía las Estrellas
Junto a mis Pies el Mar.

No sabía si el siguiente paso
Sería mi último paso—
Eso me otorgó ese Porte precario
Que algunos llaman Experiencia.

- Emily Dickinson, 875




               Joseph Beuys -  Coyote - I Like America and America Likes Me (1974)



              Odilon Redon, Árbol  (1892)

lunes, 26 de junio de 2017



           
                Recuerdos de un viaje a Lituania, Jonas Mekas, 1972


"Me convertí en un antropólogo con la Sony, y ahora estoy más interesado en llegar a la esencia de ciertas cosas"

- Jonas Mekas


                         Jean Pearson, 1940

                         Saul Leiter


                           Starlight

                          Agnes Martin


                        The Islands (1961)

                        Agnes Martin


                         Stars (1963)

                        Agnes Martin

 

                        Red Bird (1964)

                        Agnes Martin


                       The Tree (1964)

                       Agnes Martin

"La primera vez que hice una cuadrícula, estaba pensando en la inocencia de los árboles y entonces esta red vino a mi mente y pensé que representaba la inocencia...y así lo pinté y luego me quedé satisfecha. Pensé, esta es mi visión." 

Agnes Martin hizo finas líneas verticales y bandas horizontales sombreadas ligeramente en óleo y lápiz, suavizando la estructura geométrica, que parece expandirse más allá de los confines de la tela. Para Martin la red no evocaba una medida humana, sino una realidad etérea de un orden trascendente ilimitado o asociado con las filosofías orientales.