domingo, 31 de mayo de 2015



                        La hora del lobo ( Ingmar Bergman, 1968)

"El problema ya no es lograr que las personas se expresen, sino proveer los pequeños intervalos de soledad y silencio en los cuales puedan eventualmente encontrar algo que decir."

- Gilles Deleuze, Mediators


    Arthur Rimbaud - Una temporada en el infierno. Cubierta del libro - Alvin Lustig (1945)


                   Logia de Edith Piaf en el Olympia, París, 1961



"Hay algo muy especial en ser capaz de sublimar tu inconsciente, y algo muy doloroso en el acceso al mismo..."

- Louise Bourgeois






                    Patti Smith, Barcelona 29 Mayo 2015

sábado, 30 de mayo de 2015



                      Persona (Ingmar Bergman, 1966)

"¿Es realmente posible decir a otra persona lo que se siente?"

- León Tolstoi - Ana Karenina



               Henri Michaux, Composición, 1960



Página del título: alucionaciones e ilusiones - a study of the fallacies of perception. 1897


                     Odilon Redon, La Chute d'Icare

jueves, 28 de mayo de 2015



                      Henri Matisse, Pensamientos de Pascal


                      Vincent van Gogh, Tres Novelas ( detalle )

"Ser o no ser, por que he aquí la cuestión. ¿Qué es más digno para el espíritu?, sufrir los golpes y dardos de la insultante fortuna o tomar armas contra océanos de calamidades y, haciéndoles frente, ¿quizás acabar con ellas? Morir…, dormir; no más. ¡Y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los mil naturales conflictos que constituyen la herencia de la carne! ¡He aquí un término devotamente apetecible! ¡Morir… dormir, y tal vez soñar! ¡Si, ahí está el obstáculo! Pues es forzoso que nos detenga el considerar qué sueños pueden sobrevivir en ese sueño de la muerte, cuando nos hayamos liberado del torbellino de la vida.

¡Esta es la reflexión que da tan larga vida al infortunio! Pues ¿Quién soportaría: los ultrajes y desdenes del mundo?, los agravios del opresor, las afrentas del soberbio, los tormentos del amor desairado, la tardanza de la ley, las insolencias del poder y los desdenes que el paciente mérito recibe del hombre indigno, cuando uno mismo puede procurar su reposo con un simple estilete.

¿Quién querría llevar tales cargas?, Gemir y sudar bajo el peso de una vida afanosa, Sino fuera por: Temor a ello tras la muerte, la ignorada región de cuyos confines casi ningún viajero retorna.
Temor que desconcierta nuestra voluntad y nos hace soportar los males que nos afligen antes de lanzarnos a otros que desconocemos. Así la inconsciencia nos vuelve cobardes a todos y así los primitivos matices de la resolución se desmayan en el pálido tinte del pensamiento, y así empresas de gran importancia, por estas consideraciones, tuercen su curso y pierden el nombre y la acción."

- William Shakespeare, Hamlet (Soliloquio del acto tercero, escena primera)

miércoles, 27 de mayo de 2015



Cat Power para TIME, 2011

"Esta es, con mucho, mi imagen favorita de Chan. Este año ha sido un muy buen año para fotografiar a la gente por la que tengo un inmenso respeto. Crecí escuchando su música, su álbum "Free" definitivamente me ayudó a pasar un montón de días difíciles durante la universidad. Ha habido muy pocas personas que he fotografiado que me hayan mostrado la sinceridad, la bondad y el interés en mí como persona, como Chan hizo. Y su nuevo álbum es increíble. Estoy realmente agradecido..." - Ryan Pfluger


                      Cat Power por Ryan Pfluger para TIME
                      Time, Monday, Sept. 10, 2012 by Douglas Wolk

"El verdadero contacto entre los seres sólo se establece en la presencia muda, en la aparente no–comunicación, en el intercambio misterioso y sin palabras que se asemeja a la plegaria interior."

- Emil Cioran, De l’inconvénient d’être né - I


Edvard Munch, Madonna, 1895-1902. Litografía impresa en negro, azul, rojo y verde oliva


                     René Groebli, Auge der Liebe ( Eye of Love), 1953



                                     Miroslav Tichý


                Bulle Ogier en La Salamandre (Alain Tanner, 1971)


                                   G. Braque, Oiseaux II,1962


         Luisa Sartori, `Seeds & Stars #17´, tinta, grafito, pan de oro sobre papel, 2006

martes, 26 de mayo de 2015



                           Francesca Woodman, Untitled, Italia, 1977-1978


                          Edward Hopper, Interior (Model Reading), 1925 


                        Katrien De Blauwer. Sehnsucht (6), 2012


                    The Many Faces of Shakespeare by Herb Lubalin

"Ahora resumamos -dijo Bernard- Ahora voy a explicarte el sentido de mi vida. Como sea que no nos conocemos (aún cuando me parece que nos vimos una vez, a bordo de un barco camino de África), podemos hablar con toda libertad. Tengo la idea ilusoria de que algo hay que se adhiere por un momento, algo que tiene redondez, peso, profun­didad y que está completo. Por el mo­mento, esto parece ser mi vida. Si fuera posible, te la daría entera. La arrancaría tal como se arranca un racimo de uvas. Te diría: "Toma, esto es mi vida." 

- Virginia Woolf, Las Olas



                                 Gaston Bachelard. L'intuition de l'instant. Paris, 1932


                  Albarran Cabrera, fishes 


                Edith Dekyndt, "Slow Object 04", 1997


                             Violonchelista Jacqueline Du Pré - fotografía sin fecha

lunes, 25 de mayo de 2015












                       Greta Garbo en A Woman of Affairs  (Clarence Brown, 1928)

 


"J'en parle afin de traduire un etat de terreur".
                                       Georges Bataille


- Hay como chicos mendigos saltando mi cerca mental, buscando aperturas, nidos, cosas para romper o robar.
- Alguien se maravillaba de que los gatos tuvieran dos agujeros en la piel, precisamente en el sitio de los ojos.
- "Odio a los fantasmas"-- dijo, y se notaba claramente por su tono que sólo después de haber pronunciado estas palabras comprendía su significado.
- Abrí la boca un poco más, así se notará que estás hablando.
- Me siento como si no fuera capaz de hablar más en la vida.
- Hablá en voz muy baja. Y sobre todo, recordá quién sos.
- ¿Y si me olvido?
- Entonces bramá.


- Estoy pensando que.
- No es verdad. Cosas desde la nada a ti confluyen.


- A lo lejos sonaba indistintamente la voz de una muchacha que cantaba canciones de su tiempo de muchacha.
- ¿En qué pensás mientras cantás?
- En que aquel sueño de ir en bicicleta a ver unas cascada rodeada de hojas verdes no era para mí.
- Sólo quería ver el jardín.
- ¿Y ahora?
- Siento deseos de huir hacia un país más hospitalario y, al mismo tiempo, busco bajo mis ropas un puñal.
- Como vos, quisiera ser una cosa que no puede sentir el paso de los años.
- Supongo que el envejecimiento del rostro ha de ser una herida de espantoso cuchillo.
- La vida nos ha olvidado y lo malo es que uno no se muere de eso.
- Sin embargo, cada vez nos va peor.
- Entonces la vida no nos ha olvidado.


- Perras palabras. ¿Cómo han de poder mis gritos determinar una sintaxis? Todo se articula en el cuerpo cuando el cuerpo dice la fuerza inadjetivable de los deseos primitivos.
- Apenas digo el espacio donde se escribe el signo del reflejo de un pensar que emana gritos.

- Soy real-- dijo. Y se puso a llorar.
- ¿Real? Andate de aquí.
- Algo fluye, no cesa de fluir.
- Dije que te fueras.
- Dijiste que me fuera. Intento hacerlo desde que me parió mi madre.
- Vos no existís, ni tu madre, ni nada, salvo el diccionario.


- Alcancé el maravilloso poder de simpatizar con cualquier cosa que sufriese.
- No entiendo. Fui al prostíbulo, y esa bella constelación de divinas difuntas.
- Entiendo. La crítica de la puta razón.
- Quedé asombrada con cantidad de asombro pues vi a una mujer montada sobre un animal en estado bruto.
- Mi miedo al dar a la vida un solo adjetivo.
- Siempre tropiezo en mi plegaria de la infancia.
- Siempre así: yo estoy a la puerta; llamo; nadie abre.
- Le dije cuanto había en mi corazón.
- Por eso huyó, ¿verdad?
- A la hora de morir uno canta para sí, no para los demás.
- Sólo en su canto podía reconocerse al amante silencioso.
- Dispersados serán por el mundo las mujeres que cantan y los hombres que cantan y todos los que cantan.


- Y entonces se vestirá tranquilamente con el hábito de la locura.
- De nuevo la sombra.
- Y entonces me alejé o llegué. ¿Tendré tiempo de hacerme una máscara para cuando emerja de las sombras?
- La sombra, ella está aquí. Casa de sal volcada, de espejos rotos. Yo había encontrado un pequeño lugar solitario, propicio para llorar. Esta vez la sombra vino a la tarde, y no como siempre por la noche. Yo ya no encuentro un nombre para esto.
- Esta vez vino por la tarde, y no como siempre por la noche. Volvió a venir, más ya no hallé, aun siendo día, un nombre para aquello. Esta vez parecía amarillo. Yo estaba sentada en la cocina con un fósforo quemado entre los dedos.


                                                     1971

- Casa de citas. Legajo de dos hojas y media, papel tipo avión, corregido a mano por Alejandra Pizarnik incluido en Textos de Sombra y últimos poemas.


               Andrea Kowch. The Light Keepers, 2014


        Torbellino.  Andrea Kowch. Acrílico sobre lienzo




                    Jackie Morris, RoseHips


                    Winslow Homer - Muchacha y Margaritas, 1878


                   John Bauer (1882-1918), ilustración para "Agneta & le Roi des Mers"


                       Ada Colau y Manuela Carmena

sábado, 23 de mayo de 2015


Hamlet: ¿Qué noticias hay?
Rosencrantz: Ninguna, mi señor, salvo que el mundo se ha vuelto honesto.
Hamlet: Entonces está cerca el día del Juicio.

- Shakespeare, Hamlet


(Ojalá el día del juicio estuviese cerca. Mañana, elecciones, cuánto me gustaría que esta sociedad indiferente dejara de serlo, que la gente dejara de dar su voto a los corruptos, para que el día del Juicio no esté tan lejano...)


"Cuando la injusticia se convierte en ley, la resistencia se convierte en deber."

- Bertolt Brecht


                    Pasolini, ante la tumba de Gransci


No es de mayo este impuro aire
que el oscuro cementerio extranjero
hace aún más oscuro, o lo ilumina

con ciegas claridades...este cielo
de babas sobre techos amarillentos
que en semicírculos inmensos velan

las curvas del Tíber, los turquesas
montes del Lacio...Expande una mortal
paz, desamorada como nuestros destinos

entre las viejas murallas el otoñal
mayo. En él está el gris del mundo
el fin del decenio en el que nos aparece

entre las inmundicias concluido el profundo
e ingenuo esfuerzo de rehacer la vida,
el silencio, putrefacto e infecundo...

Tú joven, en aquel mayo en que el error
significaba aún la vida, en aquel mayo italiano
que a la vida agregaba al menos ardor,

por lo menos despreocupado e impuramente sano de
nuestros padres-no padre, pero
humilde hermano- con tu flaca mano

dibujabas el ideal que ilumina
(pero no para nosotros: tú muerto, y nosotros
muertos igualmente, contigo, en el húmedo

jardín) este silencio. No puedes,
lo ves? que descansar en este lugar
extraño, aún confinado. Tedio

patricio te rodea. Y desteñido
sólo te llega algún golpe de martillo
de los talleres del Testaccio aquietado

en el atardecer entre miserables techos, desnudos
montones de lata, hierros viejos, donde
canta inútilmente un muchachón que concluye
su jornada, mientras alrededor la lluvia cesa.

- Pier Paolo Pasolini, Canto I, Las Cenizas de Gramsci