lunes, 30 de noviembre de 2015



                Agnes Martin en su estudio en Ledoux Street, Taos, Nuevo México, (1954)
                Fotografía, Mildred Tolbert

domingo, 29 de noviembre de 2015



                              Keiko Minami,  Invierno, 1955


                       Ekaterina Panikanova

"Soy lo que no hice, lo que no hago,
 lo que no haré."

- José Donoso, Poemas de un novelista


                                Catrin Welz-Stein
El Fuego—Rojo—es la mañana—
El Violeta—es el Mediodía—
El Amarillo—el ocaso—
Después todo—se apaga—

Pero miles de Chispas en la Noche
Revelan la Extensión de lo que ardía,
El Dominio de Plata—que
Nunca se—consume—

- Emily Dickinson, 469 The Red Blaze is The Morning


                    Ekaterina Panikanova, El arquetipo del Ser


        Musée d'Orsay, París - Nenúfares de Monet y Degas La petite danseuse de quatorze ans


                         Albrecht Dürer, Autorretrato con 13 años, 1484 (detalle)

Este autorretrato que realiza a los 13 años fue el primero de una serie, tanto en dibujo como en pintura, que produjo durante el transcurso de su carrera como pintor y grabador. Este retrato que hizo en la niñez lo mantuvo en su poder toda su vida.

sábado, 28 de noviembre de 2015



"Todo aquí es tan libre, tan posible, tan gato"

 - Julio Cortázar, Salvo el Crepúsculo


                        Catrin Welz-Stein, Escucha


                                       Stanilaus Soutten Longley,  Autumn

"Cae
Cae eternamente
...
Cae en infancia
Cae en vejez
Cae en lágrimas
Cae en risas
Cae en música sobre el universo
Cae de tu cabeza a tus pies
Cae de tus pies a tu cabeza
Cae del mar a la fuente
Cae al último abismo del silencio
Como el barco que se hunde apagando sus luces"

- Vicente Huidobro, Altazor o El viaje en paracaídas




                                   Michelangelo Antonioni, La Notte, 1961
"se cayó la inmensa máscara del tiempo
y el brazo erguido quedó descubierto
...
Quedó al aire la médula:
enamoró el color y el ritmo, brotó la forma
como aleteo de pájaros unidos
al dar la hora y el adiós, el norte y la duda"

- José Donoso, Los Poemas de un  novelista

viernes, 27 de noviembre de 2015



                          Michael Van Zeyl, Magnolia Stroll


            Adolf Senff, Estudio de las plantas (1785-1863)


                        Maggie Taylor, The Collector


             Masao Yamamoto, Flujo Kawa # 1599


                       John Melhuish Strudwick, Una sinfonía


                        John Melhuish Strudwick, Vísperas, 1897


                              John Neil Rodger


                 John Neil Rodger, Interior con dos mujeres cerca de una ventana (2003)


                              Peter Doig, Reflection (What does your soul look like), 1996


                         John Neil Rodger


                           Marc Chagall, Paris Opera mural,1963

jueves, 26 de noviembre de 2015




"Escribo deprisa. En un solo parpadeo. Y luego pienso: gracias a Dios que ya ha pasado"

- Virginia Woolf, carta a Vita Sackville-West, 1926


                           Jeffrey T. Larson, un libro en el bosque



En la niñez
algunos árboles
susurraban incluso
en los días sin viento

- Adam Zagajewski, En la belleza ajena


                      Zhu Yiyong


Dominique Fortin, La rencontre II (detalle)



Du côté de chez Swann de À la recherche du temps perdu, primera edición se publica por la editorial Grasset el 14 de noviembre 1913

Marc Chagall - "yo nací muerto"




"Lo primero que vieron mis ojos fue un abrevadero. Sencillo, cuadrado, medio hueco, casi oval. Un abrevadero de mercado. Cuando estaba dentro, lo ocupaba totalmente. No me acuerdo ya -¿fue mi madre quien me lo contó?- pero en el mismo instante en que nací, en una casita cercana a la carretera en las afueras de Vitebsk, detrás de una cárcel, estalló un gran incendio.
La ciudad estaba en llamas, el barrio de los pobres judíos. Se llevaron la cama y el colchón, a la madre y su bebé a sus pies, a un lugar seguro al otro lado de la ciudad.
Pero, ante todo, yo nací muerto. No quise vivir. Imaginaos una burbuja blanca que no quiere vivir. Como si la hubieran atestado de cuadros de Chagall.
La pincharon con alfileres, la metieron en un cubo de agua. Al final se queja con un leve piar. Esencialmente, yo nací muerto. Quisiera que los psicólogos no sacaran de ello conclusiones inconvenientes. ¡Por favor!"

 "¡Mi ciudad triste y alegre! De niño te observaba desde nuestro umbral, pueril. A mis ojos de niño te muestras luminosa. Cuando el tabique me molestaba, me subía a un pequeño pilón. Si aún así no conseguía verte, subía hasta el tejado. ¿Por qué no? Mi abuelo también subía. Y te contemplaba a mi gusto"

"Las calles me pertenecen pero no hay casas; fueron desde la niñez destruidas. Sus habitantes vagan por el aire en busca de alojamiento"

"Cuando observaba a mi padre debajo de la lámpara, soñaba con cielos y cuerpos celestes, mucho más allá de nuestra calle. Toda la poesía de la vida se condensaba en la tristeza y el silencio de mi padre. Allí estaba la fuente inagotable de mis sueños: mi padre, comparable con la vaca inmóvil, taciturna y callada sobre el tejado de la choza"

"Mi alma, parecida a una habitación húmeda, rezuma lentamente. La esperanza queda disimulada en la cartera de cuero. Aquí está mi juicio y la densidad de todas mis ilusiones. Nieva. Hace frío. No hay leña. Me han instalado en dos habitaciones que pertenecen a un apartamento ocupado por una numerosa familia polaca. Sus miradas herían, como espadas"

"De repente, se abre el techo y un ser alado desciende con estrépito y rapidez, llenando la habitación de corrientes y nubes. Un crujido de alas que se arrastran. Pienso “¡Un ángel!”. No puedo abrir los ojos, todo es deslumbrante, demasiado luminoso.Tras fisgonear por todos lados, levita y se escabulle por la grieta del techo, llevándose con él toda la luz y el aire azul. Vuelve a oscurecer. Me despierto. Mi cuadro La aparición evoca este sueño"

"En nuestra vida hay un solo color, como en la paleta de un artista, que proporciona el sentido de la vida y el arte. Es el color del amor"

"Pero quizás es mi arte –pensaba yo- el arte de un demente, mercurio centelleante, un alma azul que invade mis cuadros"


                      Josep Comes i Busquets

Josep Comes i Busquets (Barcelona, 1 de enero de 1924). Pintor de estilo hiperrealista. Se formó profesionalmente y artísticamente en Sabadell, ciudad en la que vivió muchos años y que recoge buena parte de su obra. En la postguerra, todavía un adolescente, se ganó la vida encalando iglesias quemadas durante la guerra. De ahí evolucionó a pintor decorador, grafista y profesor de dibujo. Posteriormente ejerció de decorador de interiores especialmente de tiendas en Sabadell. En 1978 comenzó una serie de viajes en la provincia de Soria para buscar fuentes de inspiración y en uno de estos viajes, decide romper con su familia, trabajo y posición para centrarse exclusivamente en su nueva etapa artística. Tenía 54 años y decide pasar a vivir en solitario en una masía del macizo de la Mola durante dos años. Centró su estilo, que ha continuado a lo largo de su historia, en la pintura hiperrealista hecha al temple de huevo.

En la mampara
sin mirar hacia atrás
incólume a todo desastre
Flota un cisne de hielo

- Cecilia Casanova, Los invitados de tu memoria


                            Marc Chagall, Il poeta giacente, 1915


                 Hans Holbein

              Retrato de una dama con una ardilla y un estornino (probablemente Anne Lovell)

              óleo y temple sobre tabla de roble (c.1527-28)


                        Patti Smith y Judy Linn, 1974

                        Polaroids tomadas por  Robert Mapplethorpe


               "La vida no es como una fuente"
           
              Chantal Akerman (1950-2015)

miércoles, 25 de noviembre de 2015



                             tallos de frambuesa

                         Claudio Vanin, fotos tomadas cerca de Lake Superior, Canadá

"Oh oscuridad, mi oscuridad, aquí estoy, contigo;
y afuera todo pasa; yo quise que, como el animal,
me creciera una voz, tan solo un grito
para todo. Pues qué me importa el número
de palabras que vienen y se escapan,
si el sonido del pájaro, muchas miles de veces,
gritando y volviendo a gritar,
dilata un diminuto corazón y uno
acorde con el corazón del aire, con el del mítico bosque"

- Rainer Maria Rilke







                                   






                  Leendert Blok, "Tulipa"

Retratos de flores hechas en autocromo por el fotógrafo holandés Lendeert Blok (1895-1986) que, desde principios de la década de 1920, ha estado experimentando con la fotografía en color y el uso del formato panorámico. Blok viene lo más cerca posible a la textura y desarrolla un enfoque singular en el que cada flor se convierte en escultura. Retrata tulipanes, narcisos, dalias, jacintos, lirios y gladiolos. Más allá de un enfoque documental, Blok captura flores como objetos de deseo a través de una puesta en escena mínima, un sutil juego de la luz que revela los tonos coloridos autocromas. Tonos apagados y tonos bronce suaves evocan un mundo intemporal de flora, en la que la corola, pétalos y capullos se subliman por claroscuro. Las flores se destacan contra un fondo oscuro llano, en alusión a las famosas vanitas del Siglo de Oro holandés. 

                      Martin Johnson Heade, Colibrí y flores de la pasión, 1875-1885


                       Criaturas celestiales, Peter Jackson, 1994

martes, 24 de noviembre de 2015


"Los alcaldes de Pisa y Venecia se pusieron de acuerdo para contrariar de súbito a los visitantes de sus ciudades, que durante siglos se han sentido por igual encantados, tanto de Pisa como de Venecia, haciendo trasladar y erigir, en secreto y de la noche a la mañana, la Torre de Pisa en Venecia y el Campanile de Venecia en Pisa. Sin embargo, no pudieron mantener secreto su propósito y, la noche misma que querían transportar la Torre de Pisa a Venecia y el Campanile de Venecia a Pisa, fueron internados en un manicomio, como es natural el alcalde de Pisa en el manicomio de Pisa y el alcalde de Venecia en el manicomio de Venecia. Las autoridades italianas supieron llevar el asunto con toda discreción."

- Thomas Bernhard, El imitador de voces







            Los espíritus del museo, Andrés Wertheim


El fotógrafo Andrés Wertheim estaba visitando una galería de arte en Amsterdam cuando se dio cuenta del hecho de que muchas pinturas estaban siendo ignoradas por los visitantes.

Decidió capturar la sensación aislada de las obras de arte con una serie de imágenes de doble exposición que nombró Los espíritus del museo.

"Yo estaba en el Rijksmuseum y había una multitud de pie delante de Rembrandt La ronda de noche, mientras que casi nadie estaba mirando a las otras pinturas hermosas que cuelgan en las paredes cercanas"

Él ha tomado fotografías en varios museos de Europa y su ciudad natal Buenos Aires, y sus planes son seguir adelante, a pesar de que no está seguro si la serie habla de cómo la forma en que la gente consume el arte está cambiando.

"Mi objetivo es crear una sensación onírica teatral, surrealista, [posmoderna] basado en las situaciones que pueda encontrar en los museos entre los visitantes y los personajes pintados"