miércoles, 31 de agosto de 2016



                Michael Parkes, Dante in Exile
"Men che dramma / di sangue m’ è rimaso che non tremi: / conosco i segni dell’ antica fiamma." ("Menos de un dracma de sangre me ha quedado que no tiemble; conozco el signo de la antigua llama"

- Dante Alighieri, Divina Comedia, Purgatorio, XXX, 46

sábado, 27 de agosto de 2016



            Edvard Munch, Sueño de una noche de verano

Ahora mismo se configura el paisaje.
Las colinas oscurecen. Los bueyes
duermen en su yugo azul.
Los campos ya segados,
las gavillas parejamente atadas
puestas al lado del camino.
Y la luna dentada sale.

Esta es la aridez
de la siega o la pestilencia.
Y la mujer se inclina, en la ventana,
con la mano extendida como en pago.
Y las semillas
netas, doradas, llaman:
Ven aquí,
ven aquí pequeña.

Y el alma se desprende del árbol.

- Louise Glück, All Hallows, de The House on Marshland

viernes, 26 de agosto de 2016



             Tina Sosna, El estudio de los ciervos

Sólo la espera es necesaria, te hallarán.
Los gansos que vuelan bajo sobre el pantano,
brillantes en el agua negra.
Te hallarán.

Y los ciervos:
qué bellos son,
como si no les estorbaran sus cuerpos.
Despaciosamente llegan al claro
a través de lienzos de sol.

¿Por qué estarían así, tan callados,
si no estuvieran esperando?
Casi inmóviles, hasta que sus jaulas
se oxidan, los arbustos tiemblan
al viento, doblados y sin hojas.

Sólo es preciso dejar que suceda:
ese grito —desátate, desátate—
como luna que se arranca de la tierra
y se alza llena en su círculo de flechas,

hasta que ellos aparecen delante
como cosas muertas que la carne agrava,
y tú sobre ellas, herida y dominante.

- Louise Glück, Messengers, de The House on Marshland


                     Saul Leiter, Mujer de negro vista a través de árboles, 1950


                Alexandre-Isidore Leroy De Barde (1777-1828) 

                Choix de coquillages


                     Otto Marseus van Schrieck,

                     Still Life with Snake, Butterfly and Mushrooms

                     (1665)


         Marie Delagnes


         Elsa Olsson, Anatomía de la caja torácica


                        Qué perder...

                        Veronika Tůmová     


               Clarence John Laughlin, The Shell in Its Nest of Hair, 1940

jueves, 25 de agosto de 2016



          Louise Bourgeois

          Untitled, 2005

         Tela


            Miroslav Tichy


                       Alice B. Sheldon - más conocida por su seudónimo, James Tiptree

Ofelia cantó sus desquiciadas canciones
y salió corriendo de la escena, inquieta:
que si se le quema el vestido, que si sobre los hombros
le cae el cabello de la forma adecuada.

Para verdadero colmo, se lava las cejas
de esa negra desesperación y -como auténtica hija de Polonio-
cuenta las hojas que ha arrancado a su cabello, para mayor seguridad.
Ofelia, que a ti y a mí nos perdone Dinamarca:
moriré con alas, sobreviviré con garras útiles.
Non omnis moriar de amor.

- Wislawa Szymborska, El resto, De "Amor feliz y otros poemas"

miércoles, 24 de agosto de 2016



 "Y poco a poco, como un océano que se encrespa, íbamos emergiendo sobre las llanuras y las llanuras parecían olas ondulando con el movimiento de nuestros cuerpos.


Sí, porque se encenderá el cielo y las cordilleras, los desiertos y las playas abrirán sus soledades y nuestros cuerpos rotos atravesarán su soledad, pisarán otra vez los pastos y parecerá un mar que se encrespa los movimientos de nuestros cuerpos pisando las llanuras.

Porque nuestros cadáveres revivirán. Sí, porque nuestros cuerpos revivirán, y el cielo encendido será un mar de pasto oyendo nuevamente nuestros pasos. Y se abrirá un mar en las soledades.

Y se trazará entonces una ruta en las soledades y como dos amantes que despiertan juntos nuestros ojos elevándose unirán de nuevo los horizontes con los glaciares, las cumbres con los abismos, las cuencas vacías con el océano y serán igual que ríos dándoles agua al desierto nuestras pupilas nuevas inundando las enmudecidas playas. Los Andes de crestas blancas se juntarán con el Pacífico, como olas para arriba se nos abrirán los duros párpados y como un mar subiendo en las soledades la tierra echará de su seno a los muertos (...)"

- Raúl Zurita, Inri, Una ruta en las soledades

- Imagen, Hebe Robinson, from Echoes of Lofoten

"En el camino de vuelta, que parecía espléndido, estaba nevando copos grandes, densos y calientes"

- Robert Walser, Paseante en la nieve


"Olvidamos que somos 
principalmente agua 
hasta que la lluvia cae 
y cada átomo 
de nuestro cuerpo 
comienza a volver a casa"

- Albert Huffstickler

martes, 23 de agosto de 2016



                         Anka Zhuravleva, Walking The Fish, 2016


                      Anka Zhuravleva, Gerda, 2013


                         Anka Zhuravleva, Ajedrez, 2013


                              Heinrich Kühn, Daniil Andreyev, 1912


                       Bill Henson, From Particle Mist, 2015


                        Jib Peter

"Para mí, la vida es la sublimación"

- Moravia


       Andrei Tarkovsky, Nostalghia, 1983


                                 Dante Gabriel Rossetti

lunes, 22 de agosto de 2016



                         Irina Munteanu, Hear in you


                       interior, Jabonera, diseño ético y hermoso


             Amy Higgins, Alabama, Condado de Hale

"Se sentó en las escaleras y apoyó la cabeza sobre las rodillas. Después entró a la habitación interior. Para ella el mundo estaba dividido en dos partes: la habitación interior y la exterior. La escuela, la familia y las cosas que sucedían en la vida cotidiana pertenecían a la habitación exterior. El señor Singer tenía cabida en ambas. Los países extranjeros, sus planes y la música pertenecían a la habitación interior. También estaban allí las canciones que ella pensaba. Y la sinfonía. Cuando se encontraba sola en aquella habitación, volvía a oír la música que había escuchado aquella noche después de las fiestas.  A veces, durante el día o por la mañana, cuando acababa de despertar, solía venir a su mente alguna otra parte de la sinfonía. Entonces entraba en su habitación interior y allí la repetía varias veces hasta que lograba unirla con las partes que ya recordaba. Esa habitación interior era un lugar muy íntimo. Podía hallarse en medio de un lugar lleno de gente y sin embargo sentirse totalmente aislada"

- Carson McCullers, El corazón es un cazador solitario


            Albrecht Dürer, San Jerónimo, 1521 (detalle)


                 Soy de plata y exacta. No tengo ideas preconcebidas..
                 - Sylvia Plath, Espejo


              Recogiendo hojas y flores para el prensado


                         Erik Zwaga, Still life with Cactus and Succulent

Salí temprano -Me llevé mi Perro-
Y fui a visitar el Mar-
Las Sirenas del Sótano
Subieron para verme-

Y las Fragatas -en el piso de Arriba
Unas Manos de Cáñamo extendieron-
Suponiendo que yo era un ratón-
Encallado -en la Arena-

Pero nadie pudo moverme de allí -hasta que la Marea
Cubrió mi sencillo Zapato-
Y llegó hasta mi Delantal -y hasta mi Cinturón-
Y hasta mi Corpiño -también-

Tal como si fuese a devorarme-
Enteramente como el Rocío
Sobre una Mata de Dientes de León-
Entonces – salí huyendo-

Él me siguió - Venía detrás - cerca-
Sentía Su Talón de Plata
Rozándome el Tobillo -y entonces mis Zapatos-
Rebosaron de Perlas-

Hasta que así nos encontramos en tierra firme con la Ciudad-
No parecía conocer a nadie-
Y con una reverencia –y una mirada intensa-
Que me dirigió -El Mar se retiró.

- Emily Dickinson, Salí termprano, me llevé mi perro

domingo, 21 de agosto de 2016




        Emily Dickinson

Emily Dickinson en esta fotografía es joven, tiene 17 años, está sentada, solemne y reservada. Mira de frente, sin miedo, con los ojos grandes y claros, con los labios entreabiertos, y su pelo recogido hacia atrás. No sonrie ni frunce el ceño. Ella espera. Y a excepción de esa mirada expectante, parece una criatura del mundo burgués impasible. Su vestido es oscuro, bien hecho, con los hombros caídos y los pliegues alrededor de la cintura. LLeva una cinta alrededor de su cuello, unida con un pequeño broche. No lleva más adornos, excepto un libro cerca de su codo y las flores en la mano, un símbolo de su amado herbario.





    Emily Dickinson, Herbarium

         

Las flores favoritas de Dickinson incluyen la genciana, la corona imperial, el geranio, la rosa, el lirio de día, sobre todo el lirio tigre, las violetas africanas y los tubos de indias (Indian pipes), su amiga Mabel Todd utilizó una imagen de estos para adornar la portada de la primera edición de los poemas de Dickinson en 1890.

Indian pipes, es una planta de la familia Ericaceae (como el madroño y los brezos) con un tallo amarillento y una sola flor caída de color blanco, originaria de América del Norte y el noreste de Asia. Carece de clorofila. Es un saprofito, obtiene su alimentación a través de los hongos simbióticos en sus raíces,  raíces en descomposición de otras plantas, particularmente árboles. 

Lirio tigre, con grandes flores rojas o anaranjadas, la flor preferida de la poeta estadounidense, cada flor dura sólo un día. Dickinson se comparaba con este lirio (rojo como su pelo castaño rojizo)


            Orgullo y prejuicio (2005) Joe Wright


                                Elizabeth Mayville


Elizabeth Mayville obtuvo su licenciatura en Bellas Artes en 2006 en la Universidad Estatal de Grand Valley en Grand Rapids, Michigan. En Michigan ha estado pintando y trabajando desde entonces. Todas sus obras tienen algo que ver con la idea de "casa". Ella está fascinada por las pequeñas partes de nuestro mundo que nos estabilizan y pueden desaparecer rápidamente. Ya se trate de un bodegón de artículos muy personales o un paisaje local, cada pintura tiene una calidad que hace sentir a la vez tanto el consuelo como la ansiedad.

sábado, 20 de agosto de 2016

viernes, 19 de agosto de 2016



             Sir Edward Coley Burne-Jones, Summer Snow

             grabado por los hermanos Dalziel

             grabado en madera - 1863

"No hay biografía más que de la vida improductiva. En cuanto produzco,  en cuanto escribo, es el Texto mismo el que me desposesiona (afortunadamente) de mi duración narrativa. El texto no puede contar nada; se lleva a mi cuerpo a otra parte, lejos de mi persona imaginaria, hacia una suerte de lengua sin memoria, que es ya la del Pueblo, la de la masa insubjetiva (o sujeto generalizado), aunque yo siga estando separado de él por mi manera de escribir. El imaginario hecho de imágenes se detendrá entonces en el umbral de la vida productiva (que para mí fue la salida del sanatorio). Y entonces aparecerá un imaginario distinto: el de la escritura..."

- Roland Barthes, de Roland Barthes por Roland Barthes

jueves, 18 de agosto de 2016



                                    Brigitta Rossetti

                                   Jarrón de flores musicales, 2016

                                   Fiori e il sogno serie

miércoles, 17 de agosto de 2016


"Aquí está: la luz era tan blanca que había que adentrarme para ver"

- Jorie Graham, Tone Room, El Fin de la Belleza
"La oscuridad restaura lo que la luz no puede reparar" 

- Joseph Brodsky

"Me pareció que todo el lenguaje era un exceso de lenguaje" 

- Samuel Beckett, Molloy

"Sinceramente, empiezo cada día sólo con la intención de evitar a las personas"

- Morrissey


                         Masao Yamamoto - Una Caja de Ku # 709