lunes, 29 de mayo de 2017



                    Elisabeth Bergner en el estudio Geiringer & Horovitz, 1931


                       Egon Schiele - estudios de flores

domingo, 28 de mayo de 2017



          Melancholia, de Lars Von Trier, 2011

La gran Antropometría azul



                      Yves Klein, La gran Antropometría azul (ANT 105), 1960

                      (Pigmento y resina sintética en papel montado sobre lienzo)

           

"El uso del color azul en el arte, en diferentes épocas y culturas diferentes, siempre ha enriquecido la forma de las obras con una carga de gran alcance trascendental, tanto simbólica y conceptual. Sus significados generalmente se han relacionado con un campo semántico específico, el de la espiritualidad. En la antigüedad, por ejemplo, el azul era considerado el color de todos los dioses del cielo, y por lo tanto se utiliza para representar la divinidad. El azul ha sido utilizado en la mayor parte de las pinturas medievales y renacentistas para representar el manto de la Santa María, que pretende ser un color de la pureza y como un medio que conecta el cielo y la tierra, divina y humana. En su ensayo "Della Pittura", Leon Battista Alberti desarrolló una teoría del color, con un código relacionado con los cuatro elementos donde el azul correspondió a la del aire, es decir, la esencia del espíritu.

Esta noción de azul, este color que materializa una idea en el arte, la de una trascendental experiencia para alcanzar un más allá inmaterial y espiritual. ha viajado en el tiempo hasta nuestros días, llegando a artistas como Vasily Kandinsky, Yves Klein, James Turrell, Anish Kapoor...Esta percepción recuerda a la que de hecho ha dado lugar a Klein para investigar, inventar y en última instancia, utilizar el color de azul.

En su ensayo "De lo espiritual en el arte", Vasily Kandinsky aborda este color también. Según él, cualquier artista tiene el deber de ser consciente de los efectos producidos por los diferentes colores en el espectador. Por esta razón Kandinsky invitó a hacer ejercicios con el fin de aprender a comprender el verdadero valor intrínseco de cada color. Cuando se trataba de azul, Kandinsky animó a observar cómo este color "desarrolla un movimiento concéntrico (como un caracol se encierra en su concha) y se aleja del observador". El ojo, por lo tanto, necesariamente se sumerge en las profundidades de esta sombra. Una profundidad sin fondo, lo que nos llama la atención en una forma magnética sin punto de llegada. No es una coincidencia que la tensión continua y sin fin en la dirección de la nada también se comparó con la práctica de la meditación Zen.

"El azul es el color típico del cielo" Kandinsky escribe en su ensayo, "si es muy oscuro, entonces le da una idea de la quietud. Si cae en el negro, entonces se adquiere una nota de tristeza, añoranza, se hunde en un drama que no tendrá fin. Si tiende a tonos más claros, que es menos que adecuado, se vuelve indiferente y distante, como un alto cielo. Cuanta más liviano es el azul, menos elocuente, hasta llegar a una quietud silenciosa: el blanco". El artista también compara el azul desde un punto de vista musical: "la luz azul es como una flauta, el azul es como un cello o, cuando se vuelve muy oscuro, en el maravilloso sonido de un bajo; y en su más oscuro y solemne tiene el profundo sonido de un órgano".



         El libro del arte del movimiento, Olga Szentpál  y Mariusz Rabinovszky 1928

         Fotografía por Pal Funk Angelo


               Imogen Cunningham - Martha Graham, 1931

 "Estudia, aprende, pero guarda un poco de ingenuidad. Tiene que estar dentro de ti, como el deseo de beber está dentro del borracho o el amor en el amante"

- Henri Matisse


Anillo ramillete de estrellas en relieve. Inscrito en el interior "Many are thee starrs I see yet in my eye no starr like thee"

Inglaterra, siglo XVII y XVIII.

Desde British Museum


          William Larson, Serie de las luciérnagas (1969 -1975)

sábado, 27 de mayo de 2017

Yohji Yamamoto & Pina Bausch - filosofía asimétrica del diseño - la formación de un estilo anti-moda - frente a la corriente principal de las ideas occidentales




"Significó mucho para mí: la idea de un abrigo que cuida y protege el cuerpo de una mujer. Para mí, una mujer que está absorta en su trabajo, que no se preocupa por ganar el favor de un hombre, fuerte y sutil al mismo tiempo, es esencialmente más seductora. Cuanto más esconde y abandona su feminidad,  más emerge del corazón mismo de su existencia"



Una mujer en particular representa para Yamamoto el ideal de lo femenino: Pina Bausch (1940-2009), a quien le dedicó algunas de sus colecciones. La coréografa alemana, entabló una relación amistosa-intelectual con el diseñador. La afinidad entre ambos tenía que ver con que el trabajo de cada uno siempre dejaba abierta la puerta a la interpretación personal del observador. A Yamamoto, en particular, le interesaba mucho el "espacio" que se genera entre la ropa y el cuerpo, para permitir el movimiento tanto del organismo como de las telas, idea con la que Pina trabajó constantemente.




Yamamoto, ya desde el principio, quería proteger la ropa a sí misma de la moda, y al mismo tiempo proteger el cuerpo de la mujer de algo - tal vez de los ojos de los hombres o un viento frío. Quería también que la gente siguiera usando su ropa durante al menos 10 años o más,  pedia al fabricante tela de calidad para hacer un acabado muy fuerte, duro.

"Quiero que la gente use mi ropa por al menos diez años, por lo que le pido a los fabricantes que hagan mis telas resistentes. Así puedo lograr una terminación firme. Mi trabajo es muy parecido al diseño de ropa para la guerra”, dijo en una ocasión. “La tela es todo. Esperen con paciencia a que les hable, porque seguramente les enseñará algo"

"... Lo esencial de lo que para mí es significativo en una vida: deseo, ardor, intensidad, paradoja, inteligencia, honestidad, lucidez"

-Nicole Brossard, Jennifer Moxley, from Selections: Poems; Rustling and Punctuation


              Elizabeth Catlett trabaja en la Ciudad de México, c. 1947

Elizabeth Catlett crea esculturas que celebran la fuerza heroica y la resistencia de las mujeres trabajadoras afroamericanas y mexicanas. Con formas simples y claras evoca la esencia física y espiritual de ellas. Las trabajadoras resistentes y las madres que nutren irradian energía y una dignidad y una calma atemporal...

 Yo le pido a mi madre que cante

Ella comienza, y mi abuela se le une.
Madre e hija cantan como niñas pequeñas.
Si mi padre estuviera vivo tocaría
su acordeón, balanceándose como un bote.

Nunca he estado en Peking, o en el Palacio de Verano,
ni en el gran Bote de Piedra 
mirando
cómo empieza a llover en el Lago Kue Ming,
y cómo los campistas huyen por el pasto.

Pero me gusta oír ese canto;
cómo los lirios acuáticos se llenan de lluvia
hasta volcarse, derramando en agua el agua,
oscilando, para llenarse de nuevo.

Ambas mujeres han empezado a llorar.
Pero ninguna detiene su canto.


- Li-Young Lee, De Rose, 1986


                       Masao Yamamoto, #288

                       gelatina de plata



           Julie Mehretu, Dibujo Mind Breath (15) , 2010. grafito sobre papel

viernes, 26 de mayo de 2017



                 Anne Wiazemsky en Au hasard Balthazar, Robert Bresson, 1966 

lunes, 22 de mayo de 2017



Geraldine Rede, Un pequeño libro de árboles, contraportada y portada, Melbourne, 1909  (Impreso a mano)


                         
                       Charles Gaines

                       Dibujos de trabajo para Números y árboles # 3, 1989-1990

                      Tinta sobre papel cuadriculado


Anne Sexton,1974, fotografiada por Rhoda Nathas, con el collar colgante con la inscripción "No dejes que los bastardos ganen" un regalo de Lois Ames.


              as above so below

             Curtis Wehrfritz


           Una niña y su perro, fuente desconocida.


     
                     Cy Twombly, Cincuenta días En Iliam: Casa de Príamo, 1978


                René Magritte, El durmiente temerario, 1928


                          Lee Bontecou (1960)


¿Por qué un “Encuentro Contra el Sistema Tecno-Industrial” (STI)?

Entendemos el Sistema Tecno-Industrial como una organización social autoritaria, con determinadas características como son: jerarquías, autoridad, centralidad, relaciones sociales mediatizadas por la mercancía y la tecnología, sociedad de masas, control social, alienación, imposición de la técnica y la tecnología, vida administrada y gestionada, ideología del progreso, falta de límites y un largo etcétera.

Todo ello nos lleva a una vida totalmente artificializada y colonizada en todos sus aspectos, donde todo lo vivo sobre el planeta sufre una lenta agonía, siendo sustituido cada día y a cada movimiento por máquinas algorítmicas que ya deciden y piensan por nosotros y nosotras,quedando relegado lo humano (o por lo menos lo que nos queda de ello) a un segundo plano. Una vida donde la programación y el orden han creado un mundo muerto (aunque programen el nacimiento de niños y niñas o otros animales de diferentes especies), donde lo cuantitativo y los datos han informatizado nuestra vida tornándola virtual, donde ya están planificadas hasta nuestras pasiones y deseos (si aún nos quedan, en el mejor de los casos) donde lo espontáneo es una técnica de la creación programada y no una expresión de libertad alejada de lo eficaz y lo eficiente.

Y cada día vemos cómo todas esas nocividades nos afectan y se cuelan en todos los aspectos de nuestras vidas extendiendo las redes de la dominación contra nuestra autonomía. Usamos las herramientas que el enemigo nos brinda sin reflexionar sobre las consecuencias y la hipocresía de este hecho. Vemos cómo a nuestro alrededor la naturaleza muere y morimos también nosotros mismos, nuestra capacidad de decidir, razonar, sentir, capacidades trocadas por las comodidades de teléfonos inteligentes que nos vuelven un poco más sumisos y sumisas cada día, que deterioran con cada nuevo innecesario avance nuestra capacidad de construir una vida alejada de este sistema.

Todo esto ocurre en un mundo inundado por nocividades y nuevas tecnologías que cada día nos colocan otro eslabón en nuestras cadenas de esclavas y esclavos, auto-mutilándonos y creando extensiones artificiales de nosotros mismos. Un mundo vertedero que se ahoga en su propia basura tecnológica (esto ya esta ocurriendo en el sureste asiático y África), donde nuevas y viejas formas de dominación y artificialización (biotecnología, nanotecnología, biotecnología sintética, robótica, inteligencia artificial, reproducción artificial, agroquímicas etc…) se extienden por todos y cada uno de los puntos del planeta (ya sea tierra, aire o mar) y de sus habitantes creando un mundo cada vez más autoritario y alejado de nuestro ideal de libertad.

Como anarquistas y enemigos y enemigas de toda autoridad y nocividad, hemos visto por ello la necesidad de organizar este Encuentro.


"A pesar de la lucha por los derechos sobre nuestros propios cuerpos, los cuerpos por los que luchamos nunca son lo suficientemente nuestros. El cuerpo tiene una dimensión invariablemente pública. Constituido en la esfera pública como un fenómeno social, mi cuerpo es y no es mío"

- Judith Butler, Vida precaria. Violencia, luto y política


Las palabras no significan nada hoy  - Los tigres de la ira son más sabios que los caballos de la instrucción - Dada está en todas partes - Las universidades de arte son los proxenetas del opio - Cómete al rico - Toda sumisión a la autoridad humilla, todo ejercicio de autoridad pervierte.



"Creo que es posible y vital señalar el impacto que tiene sobre nuestra humanidad, libertad y salud el vivir en una sociedad capitalista, tecnológicamente avanzada y de alta-vigilancia, e intentar desafiar cualquier noción de privilegio, sin entrar en una competencia entre mundos, entre experiencias en diferentes escenarios del capitalismo global"

"Solo hay un sistema intangible pero efizcamente opresivo en donde el carcelero es todo aquello que deseas (y que se nos dice que es lo que la gente de todo el mundo desea), todo lo que piensas, todo lo que te rodea. Hay una confusión masiva perpetrada por los medios de comunicación y hay una cultura del miedo creada por el gobierno y su guerra contra el terrorismo, contra los jóvenes, los sin techo y los inmigrantes, además de por los métodos tradicionales para crear miedo a través de la imposición de normas culturales como el trabajo y la familia nuclear. Sólo hay una sociedad de individuos desvinculados de forma generalizada, alienados los unos de los otros y de sí mismos, fuera de control, jodidos apáticos, deprimidos o caoticamente cabreados"

"¿Es posible que la sociedad capitalista en la cual vivimos no sea más que una vasta cámara de tortura sin lugar fijo que utiliza técnicas psicológicas muy avanzadas, tan astutas que llegamos a confundir un estado de tortura con un estado de privilegio?"

"Si no crees que estés luchando por tu vida, piénsalo de nuevo. Si sabes que no estás luchando por tu vida, puede que estés en el lado equivocado"

- John Zerzan, Miseria psicológica de las masas
- Beyond Amnesty (Más allá de la amnistía)

La fuerza del anarquismo




Desafiar  poderosamente cualquier autoridad y cualquier desigualdad. Desobeder, criticar, pensar. Luchar contra la explotación. 
Anhelar la disidencia, en tiempos de confusión y pensamiento único.

miércoles, 17 de mayo de 2017



            Jake Stangel, Central Florida, 2009

"... En toda la naturaleza, por ejemplo, en los árboles, veo la expresión y el alma ..."

Vincent van Gogh. Carta a su hermano Theo, 1882


                    René Frémin, Compañera de Diana, 1717

lunes, 15 de mayo de 2017



                             Mary Ijams sostiene una paloma mensajera

Mary Ijams, cuyo padre Harry era un venerado naturalista de Tennessee, en una foto tomada en 1928


                Ian Curtis en la sala de ensayo de TJ Davidson

                Manchester, 19 de agosto 1979

                Foto: Kevin Cummins


                         Simona Kossak

"Amar. Ser amada. Nunca olvidar la propia insignificancia. No acostumbrarse nunca a la violencia horrenda ni a la disparidad que te rodea. Buscar alegría en los lugares más tristes. Perseguir la belleza hasta su guarida. No simplificar aquello que es complicado ni complicar lo que es sencillo. Respetar la fuerza, nunca el poder. Sobre todo mirar a tu alrededor.Tratar de entender. Nunca apartar la mirada.Y nunca, nunca, olvidar"

- Arundhati Roy, El precio de vivir


                                   Tracy Chapman

domingo, 14 de mayo de 2017



                           Francesca Woodman,  la serie Ángel, Roma, 1977


                    huellas dactilares y anillos de los árboles

                    imagen, autor desconocido

No sé dónde se origina esta imagen, pero ha estado en mi mente mucho últimamente. Huellas dactilares y anillos de árboles. Identificadores de vida vividos.



                               Ryan Salge

"Concédeme esos cielos, esos mundos dormidos,
el peso del silencio, ese arco, ese abandono"

- Idea Vilariño




                          Francesca Woodman

                         MacDowell Colony, Peterborough, NH, 1980